UN MERCADO ÁGIL

0

GANADERÍA

DANIEL DUTRA
Escritorio Dutra Ltda.

El clima continúa su racha excepcional, las industrias acompañan con solidez y una exportación en pie apoya el negocio de la reposición. Sin ser descollante, el mercado fluye estable.

Con un mercado muy dinámico en los últimos meses, la reposición tiene un porcentaje alto de colocación, tanto en remates virtuales y ferias ganaderas, como negocios particulares. “En primer lugar, hay una extracción muy importante por parte de la industria frigorífica, muy superior al año pasado, con faenas que en algunas sema­nas superan las 50.000 cabezas” aseveró Daniel Dutra. Esto, acompañado de “un tiempo excepcional para la ganadería”.

La elevada y estable faena, sumado al clima, determinan un valor sostenido de las haciendas gordas “donde se aprecia que todo se coloca con mayor facilidad y en el marco de un mercado activo, quizás no con los valores ideales para los productores que obviamente esperan mejores precios, tanto en el mercado gordo como en los ganados para el campo, pero la situación del mercado en lo que es la agili­dad de ventas es muy bueno”.

En las últimas semanas ha habido un ajuste de los valores del gordo, mejorando tímidamente cotizaciones, “se aprecia un mercado mas alegre, con colocaciones cortas en las entradas para las distintas industrias” indica Dutra.

LA EXPORTACIÓN EN PIE
La comercialización de terneros ente­ros para la exportación, “que se registra en menor proporción que la del año pasado, de cualquier manera es muy importante para el criador, ayudando de algún modo también a la comercialización de las ha­ciendas”.

La exportación en pie marcó el piso para determinadas categorías de repo­sición, y aunque este año había cierta incertidumbre, finalmente se fue afianzando con valores sensiblemente inferiores pero no menos importantes para el negocio en sí. Valores “piso” que del ternero entero derivan en el castrado, derramando si incidencia en el resto de las categorías de reposición.

Según Dutra, son varias las empre­sas exportadoras que están acopiando y “parecería que va a haber continuidad en el tiempo, fundamentalmente para el mercado turco y durante todo el 2017”. La expor­tación está fijando valores en el entorno a los US$ 2 a US$ 2,10, informó el operador al respecto de un mercado que definió “de gran ayuda o los valores internos de las haciendas”.

UN INVIERNOEN PUERTA
“En lo que es ganado para el campo no va a haber grandes cambios porque, justamente, en esta época es donde apare­ce la mayor oferta de ganados para el cam­po” sentencia el martillero. La colocación de los importantes remates de invernada transitados ratifica su opinión y el nivel de absorción por parte de los productores.

De aquí en más, “el mes que viene ya empieza a bajar un poco la oferta de esos ganados para el campo”. El clima vuelve a hacer lo suyo y este lento otoño ayuda a que los ganados para el campo, que es lo grueso que sale en esta época del año, sal­gan en muy buen estado y que los campos se encuentren en tan buenas condiciones” aseveró.

CUOTA 481
Para Dutra “se ha clarificado un poco el panorama basado en información que in­dica que hasta fin de año no habría ningún inconveniente para ir colocando haciendas con destino de la cuota 481, quizás ahora, con esa tranquilidad, va a seguir actuando como los meses anteriores”.

La categoría de novillos preparados para el encierre de la cuota 481, según el rematador, podría experimentar “algu­na mejora en los valores, acompañado indudablemente de que el mercado de haciendas gordas en general se ha tonifica­do”. Participar de ese mercado como país resulta muy importante para Dutra, “ayuda a la extracción, a los precios de ganado gordo y ayuda a la gente que produce ese novillito para los corrales”.

LANARES
Hay demanda de parte de la industria y poca oferta. “La gente está esperando” dice Dutra, “pensando más en la lana, e inclusive ya ha comenzado las esquilas pre parto, por ese motivo la oferta empieza a achicarse aunque la industria esté interesa­da en las distintas categorías de ovinos, la oferta se ha mermado y es lógico que así ocurra en esta época del año”.

La zafra de reproductores ovinos dejo valores que fueron algo menores que los registrados el año pasado, “estamos vien­do ya en los últimos años que se ha bajado sustancialmente el volumen o el stock ovino y nos da la impresión de que quizás la ca­baña nacional, la que produce los carneros y los borregos, no ha bajado en la misma medida que su producción. Podemos ver entonces un pequeño desfasaje entre la oferta y la demanda y eso obviamente pue­de y ha conspirado contra quizás mejores valores que se puedan haber conseguido en esa zafra”. De cualquier manera el re­matador subraya que “los valores no fueron malos, hubo cabañas que lograron precios similares y alguna cabaña algún precio superior al año pasado, pero en zafra, el promedio ha sido de valores algo menores que el año pasado”.

Hoy la oferta de lanares generales es muy poca, “estamos con un cordero en los US$ 3,20 o US$ 3,30 para industria, con un piso de la oveja, en el entorno de los US$ 2,80. Siempre hablando de la carne”.

Alguna majada que sale a la venta en las ferias o remates virtuales encuentra una media de US$ 60 o US$ 70. Dentro de esos precios, “se coloca con fluidez pero la ver­dad que no hay grandes ofertas de lanares en estos momentos, ni para la industria ni para el campo” acota Dutra. ·GC·

Compartir.

Leave A Reply