ESTAR CERCA DEL PRODUCTOR MARCA LA DIFERENCIA

0

DR. CARLOS VELÁZQUEZ
Director Nutrisur

Los sueños están para ser soñados, y para ser cumplidos. Esa premisa movió a los veterinarios Carlos Velázquez y Ramón Juambeltz a fundar Nutrisur en el año 2006. Atrás quedaban dos décadas de trabajo en el sector ganade­ro como respaldo.

Esa tarea en el campo permitió brin­dar propuestas adecuadas en materia de nutrición y así acompañar las necesidades, es lo que cuenta Carlos Velázquez sobre la génesis de la firma que no cesa de crecer desde su planta industrial en Juanicó, de­partamento de Canelones.

“No venimos del sector comercial, sino del productor. De la producción veteri­naria, trabajando con los productores a ni­vel de campo”. Es el primer diferencial que muestra la empresa, que exhibe este punto de partida como una marca. En aquellos primeros tiempos la empresa se asoció a la producción lechera, pero en la actualidad presenta soluciones para distintos rubros, desde la producción de carne intensiva, el área de equinos, del sector avícola y por­cino, así como animales destinados a los ensayos de laboratorios.

Los inicios nunca son fáciles. “En el origen no fue un plan de negocios, sino un hobby tratando de dar respuesta a las necesidades de los productores que por entonces mayormente eran lecheros. En esa oportunidad vimos problemas que no estaban resueltos y veíamos que resol­viendo estos problemas podíamos tener avances en la producción y rentabilidad de los predios”. Así fue cómo surgió la em­presa indica Velázquez, “en forma paralela a lo que era un laboratorio de análisis de nutrición y un asesoramiento de campo, así fue que este emprendimiento comercial fue creciendo, tomando cuerpo”.

La materialización de resultados empresariales permitió en el año 2013, -asesorados corporativamente- desarrollar un proyecto de inversión en las propuestas anuales del BROU. “En esa oportunidad nos seleccionaron con un proyecto donde nos beneficiaban un poquito con las tasas y los plazos. Con la aprobación del proyecto comenzó a tomar cuerpo la parte comer­cial de la empresa. De ahí, el primer punto estratégico fue decidir el lugar y se deci­dió sobre la columna vertebral del país”, explica Velázquez. La elección recayó en el kilómetro 37 de Ruta 5. Se compraron cua­tro padrones de los que hoy se ocupa una hectárea y media, en pleno funcionamiento.

EL VETERINARIOEMPRESARIO
Tanto Velázquez como Juambeltz dejan claro que antes que empresarios son veterinarios, y el trabajo con los produc­tores no se negocia. “Tenemos mucha cercanía con el productor. Es el diferencial con otras empresas. Nos importa mucho el bienestar y la rentabilidad del productor. Trabajamos en nutrición desde ese lado”, dice Carlos.

La tarea se desarrolló inicialmente en la zona lechera de Florida, San José, Colonia, y hoy se extiende a una presencia nacional y ganadera, inclusive en el terreno de monogástricos.

El slogan de la empresa define su concepto, ‘Bien hacer, para mejor estar’. Velázquez sostiene a propósito que “cree­mos en el trabajo duro y con mucha pasión como un trabajo bien hecho, eso en gene­ral da alegría y felicidad. Siempre tratamos de hacer las cosas bien. A veces uno hace las cosas lo mejor que puede y no salen”.

“Hoy culminamos nuestro proyecto en un momento que el país está en una situación complicada, nuestros producto­res tienen precios deprimidos y es donde necesita la mayor técnica fina y tecnologías adecuadas para poder hacer rentable en poco espacio su escaso margen de movi­miento” asevera. Con precios altos es fácil hacer producción, pero en momentos como los actuales “tenemos que ajustar todas las variables, tener en cuenta todos los recursos en los predios para poder maximi­zar la eficiencia. Cada pesito que se ahorra o cada alimento que se da en buena forma, que un animal convierta un puntito más es mucho en este momento. Y a ese trabajo apostamos”, razona el Dr. Velázquez.

OTRO HITO
El 4 de abril de 2017, Nutrisur inaugu­ró su nueva planta de producción, ubicada en Juanicó. Equipada con tecnología de origen suizo de alta gama, permite acercar soluciones técnicas, acordes a las necesi­dades de los productores. Señalan desde la empresa que se trata de un esfuerzo importante, que logrará poner al alcance de los sistemas de producción uruguayos y de la región, productos de alta calidad, que impacten en la rentabilidad de los mismos.

Nuestro entrevistado cuenta que “en la aspiración nuestra de trabajar bien y con precisión extrema en lo que era la formulación, procuramos una tecnología alineada con nuestra forma de operar, y ahí es donde damos el salto importante”. Se recorrió Latinoamérica y Europa, y en Suiza apareció la relación con Bühler. La compa­ñía de 150 años en el mercado y caracteri­zada por permanente innovación les ofreció “la mejor máquina que hay hoy en el país, no solo por el tema de producción para el tema de premezcla, sino en la calidad de las premezclas. Ahí hay mucha eficiencia”.

Velázquez se apasiona cuando cuenta el proceso en el que está inmersa su em­presa, Nutrisur. “Por ahí es fácil hacer una recomendación, agrega 15 kilos de equis por hectárea y siembra tanto, y pocas ve­ces preguntamos cuantos kilos te sobran, cuanto faltó para terminar la vuelta. Bühler trabaja en los errores, que cada vez tengan más precisión los errores que cometemos. Ahí está el arte de estar en una mejora continua y permanente. Y más cuando uno trabaja con sistemas biológicos, que tiene que convivir con el clima, con cosas externas del país, que no las dominamos en el predio”.

CON LA TECNOLOGÍA AL MUNDO
La proyección comercial es atrave­sada por las nuevas estructuras y tecno­logías, con el objetivo final bien definido. “La intención es que todos los productores uruguayos en el sector agro, los ganade­ros cuando van a hacer un destete precoz, una suplementación, un feedlot, o en le­chería; puedan tener en las puertas de sus casas una tecnología del primer mundo. Y que nosotros estemos al servicio de ellos. No queremos cambiar la modalidad de tra­bajo del productor, nosotros tenemos que poner a disposición de ellos la herramienta para poder hacer mejor las cosas”.

Otra clave señalada por Velázquez tiene que ver con “la confianza en el trabajo para poder lograr rentabilidad. No tenemos dudas que este desafío nuestro tiene el resultado ganar-ganar. Los bene­ficios logrados por los productores van a favorecer el crecimiento de la empresa, el de la economía local y la del país. Eso es el objetivo detrás de todo esto”.

Por otro lado, “un tema que nos inquieta es estar a la vanguardia de todos los productos que aparecen en el mundo. Hoy, estando en la vanguardia, tratamos de minimizar o retirar de nuestras formu­laciones el uso de antibióticos, sobre todo en el caso de rumiantes. Pretendemos que este tipo de productos sean inocuos, que tengan una función similar a un antibiótico sin ser antibióticos. Al ser un país expor­tador, es el diferencial que nos va a hacer vivir mejor adentro, tratando de tener pro­ductos de calidad de afuera” sentencia.

PARAGUAY
Cada frase se formula Velázquez va directo a conceptos vinculados con el alma misma de la empresa, a la misión y visión de Nutrisur, al tiempo que se trabaja en la colocación de producción fuera de fronte­ras.
Los estudios de mercado de los em­presarios concluyen que Paraguay y Perú, actualmente, son campo fértil en Latinoa­mérica. Y hacia allí se apuntan. “Tenemos que tratar de exportar conocimiento, cali­dad en producto, ya que con cantidad, al ser un país tan chico, es muy difícil poder competir con Brasil o Argentina”.

Más allá del volumen, “nuestros pro­ductos tienen que ser diferentes y parten desde el manejo del ganado. El cuidar el manejo con los animales, cuidar el ambien­te, ver lo que le estamos dando, como se lo estamos dando, el bienestar de nuestra gente” sentencia.

Nutrisur actualmente trabaja con Paraguay, puntualmente capacitando en este momento a un técnico de aquel país y así partir de cero en el establecimiento de un laboratorio de nutrición en tierras guaraníes.

“No podemos emprender sin antes adecuarnos a las necesidades bien diferen­tes a las nuestras. Nos pasa en los predios nuestros, en ninguno usamos la misma formulación porque cada uno tiene sus particularidades, sus recursos en pasturas disponibles, sus alimentos para lograr la expresión máxima”.

Y hacia allí avanza Nutrisur, creando diferencias en los productos para ubicar la lealtad del productor, al que los dueños de la empresa conocen bien. “Una de esas diferencias es la excelencia. La calidad de nuestras mezclas. Otra es el servicio, y otra es el respaldo técnico. Esto es para noso­tros lo que nos ha generado confianza para poder estar en un primer nivel y hoy dar un paso. Empezar a jugar en una liga superior. Pero esta liga superior no tiene una raíz chica, tiene una raíz de 10 años que se ha trabajado hacia adentro y que hoy empieza a asomarse en el país”, puntualiza Veláz­quez. ·GC·

Compartir.

Leave A Reply